¿El inodoro se debe lavar con lavandina?

Publicado: 14 de Agosto del 2017
Como se deben lavar los inodoros. Foto: Pixabay

Como se deben lavar los inodoros. Foto: Pixabay

Expertos en química aseguran que existen otros productos mucho más adecuados, antisarro, y desengrasantes que también contienen bactericidas.

 

¿Es cierto que hay que limpiar el inodoro con lavandina para que esté perfectamente desinfectado? Quienes sostienen que sí, presten atención: parece que es un error. Especialmente porque con este método se corren mayores riesgos de sufrir intoxicaciones.

El llamado de atención lo lanzó recientemente en Francia el Instituto de Prevención de Riesgos Químicos del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) , cuando una de sus integrantes, la química Cécile Pebay, apareció en un programa de televisión. La lavandina es hipoclorito de sodio, es decir, cloro disuelto en una solución de hidróxido de potasio. El riesgo de usar este producto en un inodoro, según explicó la funcionaria en el informe presentado por La Quotidienne en el canal France 5 , es que si este producto químico entra en contacto con ácido o amoníaco, se forma un gas altamente tóxico. "La cloramina y el dicloro son muy irritantes para el tracto respiratorio y los ojos", puntualizó.

Podría resultar tóxica

El ácido y el amoníaco se encuentran en la composición de muchísimos de los productos de limpieza comercializados. Si se vertió vinagre blanco (un producto ácido) en la bacha del inodoro para eliminar el sarro, nunca se debe agregar lavandina. Derivado del nitrógeno, el amoníaco también está presente en la orina. Por lo tanto se debería enjuagar muy bien el inodoro antes de usar lavandina para desinfectarlo. Es por la misma razón por la que el agua de las piscinas puede causar ciertos problemas respiratorios: por que se puede formar la famosa cloramina, a partir de la mezcla del cloro empleado para la desinfección y la orina ( y … sí… suele pasar) .

No limpia realmente

Que la lavandina es el producto matabacterias más eficiente es una realidad que se comprueba a diario, en la limpieza de todas las superficies. Pero en la del inodoro, no resulta la más efectiva. ¿Por qué? Además de lo dicho (el peligro de formar gases tóxicos para las vías respiratorias), tampoco resulta un potente limpiador. Existen otros productos mucho más adecuados, antisarro, y desengrasantes que también contienen bactericidas. Incluso una buena mezcla de vinagre (antisarro) y bicarbonato de sodio (antiséptico) podría resultar mejor limpiador.

No muy ecológico

Otra contra de la lavandina en el inodoro es que por las tuberías del desague, el cloro de la lavandina se evapora y se convierte en compuestos organoclorados. Estas sustancias, que son neurotrópicos tóxicos, no se degradan de forma natural y, además, se acumulan en el medio ambiente, en particular en el aire y la tierra.

Cómo limpiar y mantener desinfectado el inodoro

Entonces, ¿cómo asegurarse de hacerlo bien? Según el portal Cleanpedia, lo más importante es limpiarlo diariamente. Sólo unos minutos bastan para mantenerlo en buenas condiciones y una vez por semana (o más, pues esto depende de la cantidad de personas que compartan su uso y la frecuencia con que se lo utilice) hacer una limpieza profunda con un producto especial para indodoros que sea desinfectante, limpiador y antisarro.

Algunos consejos:

Rociar desinfectante para baño: en los bordes e interior del inodoro, si el producto es muy abrasivo es importante usar guantes de goma. (no sólo para proteger de las bacterias del inodoro, ya que si este se limpia regularmente este no suele ser el problema, pero sí para cuidar las manos de estar en contacto con el producto limpiador, que puede causar alergias o ardor).

Frotar la taza del inodoro con un cepillo: luego enjuagarlo con la misma agua del váter y, al terminar la limpieza, dejarlo secar apoyado en forma horizontal sobre el mismo hasta que una vez seco y limpio se vuelve a guardar en su estuche.

Dejar actuar: remojar con el desinfectante por algunos minutos antes de fregar nuevamente, aunque esta vez enfocándote en los bordes y la curva interior del asiento del inodoro. Para esto consultar las instrucciones del producto elegido.

Es mejor usar papel descartable: (rollo de cocina o papel higiénico) en lugar de trapos para limpiar la superficie del inodoro.

Limpieza sin riesgos: si hay mascotas en la casa (¡o niños pequeños deambuladores!), que puedan llegar a tomar el agua de la bacha, la limpieza ecológica es la mejor opción. La mejor alternativa para limpiar y desodorizar el inodoro es el vinagre blanco. Vaciar una botella de un litro dentro del inodoro, cubriendo las paredes y después cepillar bien.

Todos los días. Tener los productos de limpieza en el baño es una gran solución para poder mantenerlo limpio y desodorizado.

Fuente: La Nación Argentina